La normalidad es creada por aquellos que quieren juzgar